| ºC

VIOLENCIA DE GENERO LA PANDEMIA INVISIBLE

Escrito por Óscar Iván Gómez Gómez , 09 de Octubre de 2020. Guardado en Opinión

Una de cada tres mujeres en el mundo han sido víctimas de cualquier tipo de violencia la cual en la mayoría de los casos es generada por su propia pareja o un familiar cercano. Las Naciones Unidas definen la violencia contra la mujer como «todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada».  

En este sentido, en nuestro entorno social más cercano, diariamente los medios de comunicación registran hechos de agresión desmedida contra las mujeres, representados en abusos sexuales, violencia física y psicológica y feminicidios sin diferenciar, rango de edades o condiciones sociales, muchos de esos hechos quedan en la más completa impunidad y no son denunciados debido a que las víctimas son amenazadas o porque la violencia es ocasionada por alguien que ostenta alguna posición, abusando de su poder o supremacía ya que muchos de quienes generan violencia a la mujer se escudan en su posición social, económica o laboral.  

En Colombia y en nuestro entorno más cercano la violencia contra la mujer, en sus diversas manifestaciones en el último año se ha convertido en una pandemia invisible cobrando inclusive más víctimas que la pandemia del Covid 19 sin que las autoridades pertinentes asuman su responsabilidad y tomen las medidas necesarias para disminuir el pico de un fenómeno social que se ha convertido en un problema de salud pública, en el que a diario se ven involucrados funcionarios públicos, miembros de la fuerza pública, hombres que por su posición económica o política le hacen el quité a la autoridad y se escudan en su poder para que sus actos y vejámenes en contra de la mujer no sean castigados. Según cifras oficiales de el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, durante 2018, fueron asesinadas 960 mujeres, “Esto supone un promedio de dos mujeres asesinadas cada día. Así mismo en Colombia en la actualidad hay más de 22000 casos de violencia sexual contra la mujer, reportados, de los cuales el 80%  se produjeron contra niñas y adolescentes entre los 5 y 17 años de edad.  

Es importante tener en cuenta que en su gran mayoría los casos de violencia contra la mujer están asociados a las desigualdades entre hombres y mujeres y la aceptación de sumisión por parte de ellas, se ha convertido en la principal causa de violencia. Las mujeres en el ámbito laboral ganan un 18% menos que los hombres y son sometidas a cargas laborales más extenuantes, además al momento de aplicar o postularse para un empleo son discriminadas al exigirles la dichosa prueba de embarazo para poder ser contratadas. De igual manera existen causas de violencia contra la mujer asociadas a los antecedentes familiares de violencia intrafamiliar, la poca instrucción o formación que tienen algunas mujeres por culpa de la errónea y desquiciada Concepción de que las mujeres sólo están para el hogar y las actividades domésticas, resulta casi cuaternario o incluso cavernícola, encontrar en pleno siglo XXI hombres o comunidades que por tradición tengan este tipo de pensamientos y los lleven a la práctica.  

Solo queda hacer la reflexión para que nuestra sociedad no siga haciéndole la venia al adagio popular “ Porque te quiero te aporio”. Pues no podemos permitir que está pandemia invisible siga ocasionando tantos vejámenes y actos de violencia a un ser tan maravilloso como es la mujer que día a día se sacrifica y entrega lo mejor de sí con el ánimo de que pueda darse un mundo mejor, no podemos olvidar que la mujer es sinónimo de vida y no podemos permitir que se siga extinguiendo y matando la vida. Pues aunque existan leyes y legislación que castigue la violencia contra la mujer estas son muy permisivas al momento de aplicarlas por lo que las autoridades, gobiernos, organizaciones y demás miembros de la sociedad deben exigir que no solo hayan programas y campañas sostenibles de sensibilización en contra de la violencia de género sino que vayan más allá y hayan acciones más contundentes y efectivas que permitan disminuir la curva de esta pandemia.  

Y a las mujeres no queda más que decirles que luchen por su emancipación económica y social exigiendo sus derechos y un trato digno e igualitario y equitativo en relación con los hombres y demás miembros de la sociedad favoreciendo sus relaciones interpersonales al interior de la familia y comunidad en general, exigiendo a viva voz no más mujeres maltratadas, no más feminicidios, no más violencia de género y basta ya de esta “PANDEMIA INVISIBLE”  

ÓSCAR IVÁN GÓMEZ GÓMEZ  

Magister en literatura  

Twitter: oscarivangomez2  

Email: [email protected] 

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp

Etiquetas


¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario:

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR

¡A escondidas, todo tiene un precio!

¡A escondidas, todo tiene un precio! Resulta bastante iró...

30 de Octubre de 2020 LEER MÁS

Pereira entre las primeras ciudades con mejor desempeño fiscal

Pereira ocupa el cuarto puesto con mejor desempeño fiscal ...

30 de Octubre de 2020 LEER MÁS

CARDER despliega acciones para conservación de áreas protegidas

El 36 % del territorio departamental es considerado Área N...

30 de Octubre de 2020 LEER MÁS