| ºC

TESTEO EN ANIMALES: SERES SINTIENTES DEL SUFRIMIENTO Y EL DOLOR

Escrito por Alejandro Medina Marín , 13 de Septiembre de 2020. Guardado en Opinión

La siguiente columna, tendrá como finalidad argumentar sobre el uso de los animales en los laboratorios de investigación para desarrollar conocimiento sobre la salud humana, partiendo del criterio del animal como un ser vivo sintiente.  

El tema de la producción y  utilización de animales para pruebas científicas ha sido debatido no solo como tema de interés general, público y privado, sino también, en estrados judiciales alrededor del globo. Lo anterior, ha fomentado la creación de movimientos sociales a favor de la protección animal, los cuales han logrando sensibilizar e influir directamente en las esferas políticas del poder, pues como es común por estos días, presidentes, senadores, gobernadores, alcaldes y concejales dentro de su planes y proyectos políticos han interpuesto un rubro para la protección y el fomento de los derechos de los animales.  

En Colombia, se ha vuelto común gracias al trabajo pedagógico en las esferas de la educación y  política, que en las movilizaciones sociales se ponga en discusión o disputa temas políticos y/o económicos, además se ha incluido dentro de estos ejercicios, el reconocimiento y cumplimiento de los derechos de los animales. Aspecto anterior, permitió la discusión de este tema  como partida ideológica y política, logrando poner en discusión ante el poder legislativo y  judicial el derecho de los animales; aspecto  que finalmente terminó en la creación de la  ley 1774 , la cual busca que los animales “dejen de ser cosas y pasen a ser seres sintientes que recibirán especial protección contra el sufrimiento y el dolor”, estableciendo sanciones económicas y pedagógicas para los ciudadanos que por algún u otro motivo (que nunca es justificable)  maltraten los animales. Es imperante recalcar que está tiene sus excepciones lamentables cómo el “rejoneo, coleo, las corridas de toros, novilladas, corralejas, becerradas y tientas, así como las riñas de gallos y los procedimientos utilizados en estos espectáculos” (Ley N° 1774, 2016).    

Teniendo en cuenta lo anterior, y resaltando las diversas voluntades y voces de nuestra nación, se logró, según lo comunicado por la Casa de Nariño, que la importación, fabricación y comercialización de productos cosméticos que sean testeados en animales se prohíbe de manera rotunda  a partir del 2024  en Colombia, proponiendo cómo solución a esto, incentivos y estímulos a los laboratorios que desarrollen modelos alternativos de pruebas, blindando está propuesta por 15 años después de la sanción de la ley. Está noticia  volvió a poner la discusión en la opinión pública: pues aunque el testeo es un "medio" para el desarrollo en temas de salud y medicamentos, no se debe instrumentalizar o cosificar los animales bajo el eufemismo del “beneficio económico y salubre del mundo”.  

El testeo en animales, en nuestra nación y en todo el mundo debería prohibirse y dictarse sentencia a favor de los derechos de los animales por parte de los diferentes estrados judiciales y Estados, pues la nueva generación ha nacido para defender los recursos naturales, la flora y la fauna alrededor del mundo. Lo anterior lo hemos demostrado con movimientos sociales de talla mundial como el "viernes por el futuro" liderado por una joven de 16 años llamada Greta Thunberg; movimiento que permitió que niños, niñas, jóvenes adolescentes, y adultos, se dieran una cita cada viernes en todo el mundo para movilizarse y generar conciencia sobre la conservación de la flora y la fauna, además de poner en evidencia el problema del cambio climático.  

¡No al testeo de animales!, pues el bien común debe primar sobre el bien individual, y como no es oculto, al testeo de animales le debemos mucho de la evolución de la medicina humana debido a que anteriormente estos representaban seguridad y eficacia en diferentes productos, pero los avances tecnológicos han permitido y deben seguir permitiendo que los animales, esos seres que de donde venimos y que nos han acompañado en toda la historia de la evolución humana, no sean utilizados a costa de su capacidad de sentir, para el "desarrollo" de la medicina, pues eso de desarrollo al menos en este momento histórico, no tiene ya nada.  

#Fragmentos:  1) Respaldemos el proceso de paz, y la JEP pues sólo con está figura jurídica podremos pensar en una Colombia más ética y respetuosa con los derechos humanos. Acojamos y protejamos cómo sociedad los magistrados de la JEP, pues el proceso de paz es reconciliación, respeto y compromiso con las víctimas,  en una sociedad que pide a gritos no sólo la paz, sino también la exigencia de un cambio inmediato en la forma en cómo algunas instituciones permean la vulneración de los derechos de los ciudadanos, aspecto que además deja entrever cómo los ciudadanos no respeta las instancias judiciales e institucionales, pues con los actos cómo lo ocurrido con la institución militar y la comunidad Embera Chami y ahora el mal proceder de la policía, pone de nuevo en el ojo público la desconfianza en la institucionalidad .  Lo anterior sin hablar de nuestra cultura, ética, valores e historia.  

2) Se dieron cuenta de la carretera que abrieron en el Páramo de Santurbán para maquinaria pesada  sin respaldo y permiso alguno. Aquí la noticia   

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp

Etiquetas


¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario:

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR

¿Qué sentiría usted si destruyen su hogar y su familia desaparece? Está pasando con la fauna de Pinares

En video se capta cómo divaga la fauna del lugar, cada dí...

25 de Septiembre de 2020 LEER MÁS

Adjudican licitación por $6.194 millones en Dosquebradas a pesar de graves irregularidades

Hoy presentamos las pruebas de que algo extraño sucede con...

25 de Septiembre de 2020 LEER MÁS

PLOMO AL FUTURO DE COLOMBIA

¡Plomo al futuro de Colombia! Con esta frase un tanto irre...

25 de Septiembre de 2020 LEER MÁS