| ºC

Solidaridad instrumental como principio de un socialismo empresarial

Escrito por Andrés Carrero , 27 de Abril de 2020. Guardado en Opinión

La crisis derivada del mes de recesión no solo debería prender las alarmas del gobierno, sino que obliga a que todos y todas reflexionemos sobre la fragilidad institucional y económica de nuestro país. Sabemos que recuperar el número de empleos perdidos por la estrategia administrativa del gobierno Duque, y ahora el COVID-19, ya es de por sí una tarea titánica, pues por más esfuerzos que hagamos para mantener la ocupación, aumentar la producción y seguir en la lucha contra la pobreza, sabemos que a duras penas nos acercaremos a las metas del año. De todas maneras, hay que encontrar una estrategia para recuperar la economía y eso quiere decir que las empresas necesitan capital para volver a funcionar; ¿Cómo lo conseguimos?    

En el escenario de la discusión pública se han propuesto varias estrategias, de las cuales se pueden destacar las siguientes:    

1. Inversión directa del Estado en las empresas:  esta propuesta sería idónea pues el Estado asumiría un papel del Padre y con su intervención podría negociar deudas, intereses de deuda, e incluso, inyectar capital para que haya liquidez y no se tenga que cerrar negocios y despedir personal.   

Lastimosamente nuestro Estado no cuenta con el suficiente capital para hacer lo segundo, aunque sí tiene el poder para tramitar lo primero; el asunto es la voluntad política.    

2. Préstamos de la banca:  al parecer, esta ha sido la estrategia de más popularidad en el gabinete presidencial. Se trata de un apoyo billonario para la banca, la cual saldrá a ofrecer préstamos con bajos intereses y así, garantizar la reactivación de la economía.  

La principal crítica a esta medida no solo está en que la banca no ha venido ejecutando las respectivas acciones con el fin de desembolsar los préstamos, sino que es incoherente endeudarse para reiniciar labores. Por otra parte, las probabilidades de acceso a los créditos están mediados por la situación crediticia ante centrales de riesgo, y sabemos que en Colombia se accede más fácil al gota a gota que a la banca; ¿La razón? Además de la usura bancaria, las dificultades por los reportes a Datacrédito.     

3. Cerrar:  de acuerdo con la OIT, se perderán más de 20 millones de puestos de trabajo en el mundo y claro está, sabemos que las empresas proclives al cierre son las más vulnerables, o porque estaban iniciando emprendimientos o porque tenían un pasivo alto y una baja rentabilidad.   

Lastimosamente este es uno de los panoramas más cercanos a Colombia y a nuestros países latinoamericanos.    

4. Propuesta de ACOPI:  con respaldo de FENALCO, se propuso que a los trabajadores con un ingreso superior al salario mínimo se les descontara un 30% del salario para garantizar la nómina de la planta y mantener los empleos a corto plazo.  

Esta propuesta, bien vista por unos y criticada por otros es un claro reflejo del cortoplacismo nuestro y el gusto por la vulneración de los derechos laborales; esto sin reconocer que solo mencionar una reducción salarial quiere decir que se desconoce la relación entre trabajo y riqueza.   

Es solo establecer una relación entre ingresos y costos de vida para saber que la reducción del salario no solo va en menoscabo del trabajador, sino que, a mediano plazo, limita el consumo y por ello mismo reduce las posibilidades de mantener otros sectores de la economía como el del lujo y el descanso.  

En vista de que el panorama es poco alentador, valdría la pena pensar entonces esta quinta propuesta que he llamado solidaridad instrumental.  

5. El principio base es el mismo del cooperativismo, por lo que se trata de una estrategia de asociación con fines instrumentales, pero basada en la solidaridad de las partes; de allí que las ganancias no sean únicamente el elemento que guía la asociación, sino que pretende la garantía del bienestar colectivo.  

Esta estrategia está pensada para las pequeñas y medianas empresas que necesitan liquidez, pero que no desean ir a la banca a buscar un préstamo. ¿Qué podrían hacer?     

El primer paso consiste en cambiar el paradigma de propiedad; es decir que no podemos seguir sosteniendo la idea tradicional de que las cosas son únicamente mías. El éxito de la evolución no ha sido precisamente ser el más fuerte; más bien, la adaptación y la solidaridad de grupo es lo que nos permitió llegar a este punto de evolución humana.    

El segundo paso consiste en tener confianza en el otro. ¿Por qué confianza? Porque para llevar a cabo el modelo de solidaridad instrumental se necesita que otras personas inviertan en nuestros negocios. Necesitamos el dinero, pero no proviene del banco, sino que llegará de nuestros más cercanos o algunos inversionistas interesados en nuestros campos de trabajo.     

El tercer paso consiste en transformar nuestros negocios en acciones, buscar la asesoría profesional para cambiar los estatutos ante las cámaras de comercio y pasar a la venta de  acciones,  que no es lo mismo que vender la marca. El número de acciones que se pongan en venta debe garantizarnos la recolección del capital que necesitamos para volver al ruedo; pero ¿A quiénes vendemos? Lo interesante del modelo de solidaridad instrumental es que nuestros empleados pueden ser los primeros beneficiados al dejárseles participar en nuestra empresa, garantizando de esta manera sus ingresos como trabajadores e incluso que al cierre del año tengan participación directa de las ganancias como accionistas.    

Como toda propuesta, esta también está llena de riesgos; de todas maneras, no está demás pensarlo como una vía para mantener nuestros negocios y comenzar a caminar sobre las bases de un mundo más desprendido, pero a su vez, más progresista.  

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp

Etiquetas


¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario:

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR

En vivo, mapa del coronavirus en Risaralda

El Expreso, con motivo de mantener informada a la comunidad...

24 de Mayo de 2020 LEER MÁS

LA EDUCACIÓN RURAL EN COLOMBIA: BRECHA SOCIAL HISTÓRICA.

La educación pre-escolar, básica primaria, secundaria y s...

24 de Mayo de 2020 LEER MÁS

Pereira entra en periodo de prueba con el levantamiento del pico y cédula

Con el levantamiento del pico y cédula se podrá salir a r...

24 de Mayo de 2020 LEER MÁS