| ºC

Ni acciones colectivas, ni vandalismo, más bien repertorios de protesta con una democracia en vilo

Escrito por Andrés Carrero , 12 de Septiembre de 2020. Guardado en Opinión

Para que un acto sea reconocido como una  acción colectiva  requiere de una coordinación, y, por lo tanto, de un programa de acción que, en términos generales, tiene como fin materializar reclamos. Una acción colectiva puede ser  convencional , es decir, que utiliza los canales reconocidos por el Estado como legales y legítimos: marchas, tutelatón, derechos de petición firmados por una comunidad, etcétera; aunque también hay acciones colectivas  no convencionales  tales como el bloqueo de una vía, las invasiones transitorias o de largo plazo a un predio, e incluso, las que escalan en acciones violentas. De todas maneras, en este último tipo de acción no hay consenso pues, para algunos, la aparición de situaciones violentas convierte a la ‘acción colectiva’ en ‘violencia colectiva’; por el contrario, otros establecen una línea roja: los Derechos Humanos. En tal virtud, considerar que los desmanes ocurridos el 9S son acciones colectivas, es un despropósito que se presta para iniciar campañas de oportunismo político con el interés de deslegitimar la protesta social.  

Puesto que no podría considerarse como ‘acciones colectivas’ los sucesos del 9S, ¿fueron entonces hechos vandálicos? Muchas personas proponen esta noción para explicar la quema de vehículos oficiales, el atentado a bienes públicos, la agresión a los policías, e incluso, el daño a residencias contiguas a los CAI; sin embargo, reducir la manifestación popular a unos actos irreflexivos de una turba iracunda puede tener una connotación riesgosa. Si bien, el vandalismo refiere a la destrucción de la propiedad o a una secuencia de actos de provocación que pueden ser materiales o virtuales, también puede considerarse como una expresión de molestia social que no encontró otro camino para manifestarse, y es justo en este último punto en el que me gustaría centrarme.  

Es un hecho que nuestros países viven una crisis social y política, la primera derivada de las asimetrías económicas que llevaron a que la mayoría de las personas no puedan acceder a mejores condiciones de vida si no es por la ayuda del Estado, el cual, para lograr tal objetivo ha incrementado la carga tributaria en las clases medias y la Pymes, y no precisamente en los grandes capitales que llegan bajo el concepto de ‘inversión extranjera’. La segunda, la llamo crisis política, y se puede evidenciar en el declive de la representación partidista, la falta de autocrítica en los partidos tradicionales y el egoísmo de los nuevos liderazgos que, buscando un campo para ocuparse, han terminado identificándose con la institucionalidad y no precisamente con los reclamos populares.  

Al buscar la representación popular en las izquierdas y el progresismo, que en este caso serían los discursos alternativos a la derecha dominante, vemos que el peso histórico del conflicto con las FARC, la permanencia armada del ELN y el activismo radical que se promueve por algunos sectores ha creado un imaginario colectivo negativo, pues muchas personas no se sienten identificadas, e incluso el sentimiento que generan es de rechazo. Por otra parte, el fantasma de Venezuela, el caudillismo de líderes de izquierda como Correa, Morales, Chávez, Maduro y Ortega, crearon una imagen en la que votar por la izquierda o los progresistas sería hundir la democracia; una paradoja si se quiere, en tanto Colombia vive una situación similar a países como Venezuela, pero con un gobierno ultraconservador y de derecha.   

Puesto que las voces que se escucharon durante el 9S no pueden asociarse a un proyecto político de la derecha o de la izquierda, como tampoco pueden reducirse a actos de vandalismo, ¿Qué explicación podríamos encontrar? Por las características de los hechos, los antecedentes que justificaron la movilización popular, el ataque focalizado hacia una institución y sus integrantes, y las reclamaciones que se escucharon por distintos medios de difusión podría decirse que se trató de una manifestación que, inicialmente, a falta de liderazgo civil recurrió al recurso de la acción violenta como estrategia de reclamación, y muy a su pesar, podría agotarse pronto a falta de organización y programa político.  

Desde Estados Unidos hasta la Argentina, nuestro continente se enfrenta a situaciones en las que se pone en tensión el status quo; por lo que, se requiere de liderazgos que representen nuevos objetivos capaces de absorber las demandas actuales y canalizar la violencia irreflexiva de poca trascendencia, en actos coordinados y con alcances de transformación estructural. Hoy, más que nunca, necesitamos escuchar a las víctimas, a los líderes estudiantiles, a los trabajadores y trabajadoras, a los sindicatos, a los empresarios, a los campesinos; como también, urge un gobierno humilde que entienda que su gestión tiene una amplia oposición, por lo que la arbitrariedad no será la mejor fórmula para gobernar.   

Comentarios generales  

  • Se requiere reformar la PONAL y quitar el fuero militar a este cuerpo civil; a menos que estemos aún en un conflicto armado, pues, de ser así, no es coherente la pataleta del gobierno en relación con la urgente negociación de paz con el ELN.  
  • Entrar a la OCDE nos permitió ver que estamos mal, que no somos un país con un capitalismo moderno y que no hay que ser de izquierda para decirlo.   
  • Desempleo, desesperanza, falta de liderazgos positivos: un coctel que nos puede llevar a situaciones aberrantes como las vividas en Centroamérica con las pandillas.  
  • El Acuerdo de Paz es más que las FARC.Total respeto y admiración por los magistrados de la JEP.  

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp

Etiquetas


¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario:

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR

Procuraduría archiva denuncia contra exalcalde de Apía pero notifica con proceso de Fernán Cañas

Procuraduría archivó proceso contra el exalcalde Jorge Ar...

28 de Septiembre de 2020 LEER MÁS

Presunta falsedad en Contraloría Departamental por usar cédula de excontralor para declaraciones ante la DIAN

Nueve meses usando la cédula de un excontralor de Risarald...

28 de Septiembre de 2020 LEER MÁS

Alcaldía de Dosquebradas en otro concierto ¿gratis cómo el de $600 millones que pagó en diciembre?

¿Concierto patrocinado por la Alcaldía de Dosquebradas?, ...

26 de Septiembre de 2020 LEER MÁS