| ºC

Myanmar: Declaraciones de soldados y sobrevivientes

25 de Julio de 2022. Guardado en Sin categorizar

En entrevistas soldados del ejército de Myanmar han admitido por primera vez haber matado, torturado y violado a civiles, brindando así testimonios detallados de los abusos contra los derechos humanos que, según dicen, se les ordenó cometer. Foto: BBC News

Advertencia: esta historia contiene descripciones de violencia sexual y tortura.

El testimonio de seis soldados, entre ellos un cabo, y de algunas de sus víctimas, ofrece una extraordinaria perspectiva sobre un ejército desesperado por aferrarse al poder.

Los soldados, que desertaron recientemente, están bajo la protección de una unidad local de las Fuerzas de Defensa del Pueblo (FDP), una red de grupos de milicias civiles que luchan por restaurar la democracia.

Los militares arrebataron el poder al gobierno elegido democráticamente que lideraba Aung San Suu Kyi en un golpe de estado el año pasado. Ahora trata de aplastar el levantamiento civil armado.

El 20 de diciembre del año pasado, tres helicópteros sobrevolaron la aldea de Yae Myet en el centro de Myanmar, de los que saltaron soldados con órdenes de abrir fuego.

Al menos cinco personas diferentes, que fueron entrevistadas por separado, contaron lo sucedido. Todos los nombres de los entrevistados en esta historia han sido cambiados para proteger sus identidades.

Aseguran que el ejército entró en el pueblo en tres grupos, disparando a hombres, mujeres y niños indiscriminadamente.

Según su testimonio, algunas personas se escondieron en lugares que pensaron eran seguros, pero cuando los soldados se acercaron, "comenzaron a correr y les disparamos".

"También teníamos la orden de prender fuego a todas las casas grandes y decentes del pueblo", dice El cabo Aung.

Los soldados desfilaron por el pueblo incendiando casas, al grito de: "¡Arde! ¡Arde!".

Por otro lado, Thiha asegura que se había unido al ejército solo cinco meses antes de la redada. Como muchos otros, fue reclutado y no tenía formación. Reconoce que se unió al ejército por dinero, pero que se sorprendió por lo que se vio obligado a hacer y las atrocidades que presenció.

Se refiere a un grupo de mujeres jóvenes que arrestaron en Yae Myet.

El oficial se las entregó a sus subordinados y les dijo: "Hagan lo que quieran", relata. Los soldados violaron a las chicas, aunque él asegura que no partició.

Los brutales asesinatos en los que participó el soldado Maung Oo ocurrieron el 2 de mayo de 2022 en la aldea de Ohake pho, también en la región de Sagaing.

Su relato sobre lo que hicieron los miembros de su 33ª División (División de Infantería Ligera 33), que reunieron y dispararon a varias personas en un monasterio, coincide con testimonios de testigos y videos inquietantes que se conocieron después del ataque.

Hla Hla asegura que escuchó a los soldados jactarse por teléfono de que habían matado a ocho o nueve personas, que era "delicioso" matar a gente y lo describieron como "su día más exitoso hasta el momento".

Según cuenta, salieron del pueblo cantando "¡Victoria! ¡Victoria!".

Otra mujer vio cómo mataban a su marido. "Le dispararon en el muslo, luego le pidieron que se acostara boca abajo y le dispararon en la nalga. Finalmente le dispararon en la cabeza", dice.

Maung Oo reconoce que lamenta sus acciones y por eso quiere contarlo todo. "Quiero que todos lo sepan para que eviten caer en lo mismo", señala.

Los seis soldados que hablaron con la BBC admitieron haber quemado casas y aldeas en distintos puntos del centro del país. Esto sugiere que se trata de una táctica organizada para desbaratar cualquier apoyo a la resistencia.

Se produce mientras algunos dicen que el ejército está teniendo problemas para mantener los diferentes frentes de esta guerra civil.

Myanmar Witness, un grupo de investigadores que rastrea violaciones de derechos humanos, ha verificado más de 200 denuncias de pueblos que han sido incendiados de esta forma en los últimos 10 meses.

Aseguran que el número de estos incendios está aumentando rápidamente, con 40 ataques en enero y febrero, seguidos de al menos 66 en marzo y abril.

No es la primera vez que el ejército de Myanmar ha utilizado una política de tierra quemada. Se usó ampliamente contra los rohinyaen 2017 en el estado de Rakhine.

Las regiones étnicas montañosas del país han sufrido este tipo de ataques durante muchas décadas. Algunos de estos combatientes étnicos ahora están ayudando a entrenar y armar a las FDP en esta guerra contra los militares.

La cultura de la impunidad, en la que se ha permitido a los soldados saquear y matar a voluntad, tal como lo han descrito los soldados, existe desde hace décadas en Myanmar, aseguran desde Human Rights Watch.

Rara vez se responsabiliza a alguien por las atrocidades presuntamente cometidas por los militares.

Sin embargo, el ejército de Myanmar tiene que contratar cada vez a más soldados y milicias debido a las deserciones y a los asesinatos que llevan a cabo las FDP.

Unas 10.000 personas han desertado tanto del ejército como de la policía desde el golpe de Estado de 2021, según Abrazo del Pueblo, un grupo formado por exmilitares y policías.

Fuente: BBC News

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp

Etiquetas


Califique esta publicación
Puntuación: 5 / Votos: 2
Stats Pixel

¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario:

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR

Carlos Zapata dejó tirado el Puente Limones, perdimos 6.000 millones y lo castigan con más contratos

Foto: Fotomontaje El Expreso ¡¡¡Felicidades !!!ya el Pue...

08 de Agosto de 2022 LEER MÁS

En Tránsito "desaparecen" expedientes y cobros millonarios ¿otro cartel?

Foto: Fotomontaje El Expreso Si hay funcionarios del Instit...

08 de Agosto de 2022 LEER MÁS

Así fue el discurso de Petro en su posesión como presidente de Colombia

El nuevo presidente asume el poder con un discurso de unió...

08 de Agosto de 2022 LEER MÁS