| ºC

MOVIMIENTOS SOCIALES, PAROS ESTUDIANTILES, ASAMBLEAS Y OTRAS EXPERIENCIAS

Escrito por Alejandro Medina Marín , 11 de Abril de 2021. Guardado en Opinión

El estudiante Rafael de la Universidad del Valle, perteneció al movimiento estudiantil  en el año 2016 y posteriormente en el año 2018, motivado por la coyuntura que se gestaba a nivel nacional y local en torno a la privatización de las universidades públicas, las altas tasas de crédito en el “Icetex” y el desfinanciamiento al programa “Ser Pilo Paga”. Por lo tanto, el estudiante informado de la realidad acontecida en el país, se identificó con las luchas, decidiendo apoyar a nivel nacional el paro estudiantil.  

Mencionado lo anterior, Rafael como era cotidiano, tomó su morral y emprendió caminata hacia la universidad. Ese día fue diferente, las redes sociales y las noticias indicaban un gran apogeo a nivel nacional por la desfinanciación de las universidades públicas, situación que  le alargó el camino al pensar esta lamentable situación. Al llegar a su universidad, se encuentra con un escenario desconcertante, los docentes no estaban dictando las clases, la universidad al interior estaba bloqueada.   

Caminando por los pasillos de su alma mater, se encontró con un póster el cual contenía como mensaje “Asamblea informativa en horas de la tarde”, Rafael ya sabía lo que se estaba  gestando al interior de la universidad, el paro no iba a dar espera.  

La asamblea inició, el auditorio de la universidad nunca antes había estado tan lleno, la asamblea se convirtió en un espacio de información sobre lo que estaba pasando a nivel nacional y local; se tomaron decisiones trascendentales recogiendo el sentir de los estudiantes, resultado de la partición y escucha activa de los allí presentes, asumieron la responsabilidad de manera unánime, la universidad entró en paro. Rafael desde ese día, cambió su perspectiva sobre las asambleas, se enteró de que era un espacio abierto donde se podían escuchar opiniones y voces diferentes.  

Después de aquella emocionante asamblea, se gestó el Movimiento Estudiantil en su universidad,  esto era una alternativa diferente al interior del cuerpo universitario para impactar y realizar cambios en la sociedad; desde ese preciso momento el movimiento representó para la vida de él un crecimiento personal y académico debido a que se invitaba de manera constante al pensamiento crítico, al análisis y reflexión sobre las decisiones que se tomaban en el país.  

Es así cómo decide ser parte del comité de comunicaciones, de manera consensuada se convirtió en líder del mismo, rol donde identificó habilidades y aptitudes que hasta el momento desconocía, cómo el liderazgo y el cooperativismo, lo que le permitió compartir con personas de gran calidad humana que al igual que él, tenían un gran sentido de pertenencia por la universidad. El comité comenzó a ser, de la mano de su gran líder, un ente importante y trascendental en el movimiento, convirtiéndose así, en su segunda familia.  

Transcurrieron dos semanas, donde el cooperativismo y la organización fueron el resultado de una masiva movilización en las calles de la polis donde se encontraba la universidad, algo nunca antes visto, la euforia y alegría, de la mano con la sensibilización social, logró visibilizar las peticiones del movimiento, la no privatización de la universidad pública y la desfinanciación de la misma, se configuraron cómo banderas de lucha, logrando de esta manera una articulación con el movimiento  a nivel nacional.  

Luego de tres meses, el movimiento comenzó su declive, las asambleas, la reunión de compañeros, los convites alrededor del pan y el comer fueron experiencias del pasado. Las risas, anécdotas, los análisis políticos y las luchas quedaron solo para contarlas. El movimiento estudiantil y el paro habían perdido constancia, adeptos y fuerza estudiantil; no se pensó en el bienestar de las personas a su interior, por ende el agotamiento, de la mano con la decepción de no ver avances oportunos debido a la negligencia del Estado, termino con la reflexión y la acción al interior del alma mater en vísperas de navidad.  

*Por temas de consentimiento y seguridad el nombre Rafael no representa ningún nombre real, solo fue utilizado para efectos de lectura fluida y escritura precisa en esta columna de opinión.  

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp

Etiquetas


¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario:

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR

Violación de derechos humanos a Misión Médica en bloqueos por el acceso a Tuluá

No hay garantías para corredores humanitarios, ¿El Paro N...

14 de Mayo de 2021 LEER MÁS

NO CESA LA LARGA NOCHE

Colombia sigue en pie de lucha frente a un Estado que ha re...

13 de Mayo de 2021 LEER MÁS

Israel Londoño sigue mintiendo aunque se caiga la ciudad

Para Israel Londoño todo es normalidad y tranquilidad   ...

13 de Mayo de 2021 LEER MÁS