| ºC

Este mensaje no va solo para la comunidad universitaria o jóvenes, va para todos aquellos que el tema toca o implica

30 de Marzo de 2019. Guardado en Opinión

Por: Catalina Gómez Santa

En lo que llevamos de este año se ha evidenciado una eleva en el índice de suicidio en nuestra hermosa ciudad de Pereira. Foto: archivo El Expreso

Actualmente veo muchos estados como “Ofrezco mis oídos para escucharte, mi mano para levantarte, mi tiempo para acompañarte, la solución se encuentra juntos, NO SUFRAS EN SILENCIO”, también muchas palabras de motivación en Facebook, Instagram, Twitter y demás redes sociales que solemos usar, hasta en las cadenas de WhatsApp, pero ¿realmente estamos dispuestos a eso? Se ha convertido en una moda decir que estamos disponibles para todas las personas como si la empatía fuera algo natural del ser humano y la verdad es que no somos empáticos por naturaleza, cuando uno en realidad necesita a alguien para hablar y busca a uno de tantos que dicen que están para escucharte, no aparecen y muchas veces es ahora o nunca. 

He tenido experiencias con personas que han manifestado su deseo de suicidarse y créanme no es nada fácil, cuando uno es ajeno a esta situación se encuentran muchos comentarios como “el que se va a suicidar lo hace callado y sin decirle a nadie, es por llamar la atención” y la verdad es que no, el que se va a suicidar sí lo manifiesta de diferentes formas, lo hace saber a las personas en las que confía pero muchas veces se toma como broma. Ayudé a alguien que intentó suicidarse y eso no solo afecta al actor sino a todos aquellos que estamos a su alrededor, es un proceso que se debe llevar en compañía de un profesional, de la familia o alguien cercano.   

Hace algunos años en la Universidad Tecnológica de Pereira (UTP) hubo un colega de la Facultad de Ingenierías que una noche decidió lanzarse de uno de los pisos del edificio 13 (anteriormente conocido como Y), decidiendo darle fin a su sufrimiento, ese día escuché muchos comentarios diciendo tipo “pero nunca me dijo nada y yo veía clases con él”, “es un pendejo, como se le ocurre tirarse acá en la universidad nos traumó a todos” etc. Realmente él sí manifestó lo que sentía y el plan que tenía, pero adivinen, todos pensaron que era mentira, que solo estaba molestando o hacía un comentario salido del tema como siempre, porque lo tachaban de raro, días antes un compañero le hizo el comentario de porque no se suicidaba mejor puesto que habían tenido un inconveniente con un trabajo, lo que él no sabía es que ese plan ya estaba en marcha, estaba con su cuenta regresiva y no había vuelta atrás.    

Todos en algún momento hemos tenido un pensamiento de este tipo “ojalá estuviese muerto” cuando tenemos algún inconveniente o estamos en una situación de la cual no vemos salida, pero del dicho al hecho hay mucho trecho dicen por ahí, sin tener en cuenta que no todos somos iguales y que unos toman decisiones muchas veces sin pensar o también lo piensan más de la cuenta.   

He estado leyendo muchos comentarios sobre que las personas que se suicidan es porque están carentes de Dios y con respecto a esto tengo otra posición, sí creo en Dios, y creo en muchísimas otras cosas que mueven al mundo, alguien que toma la decisión de quitarse la vida no es que esté falto de Dios es porque hay un desorden hormonal, se encuentra en la genética, se adquiere en el día a día, hay personas con depresión por herencia o desencadenada por un hecho estresante o infeliz en la vida, pero todo esto se puede tratar y aprender a manejar, ir al psicólogo no debe ser más un tabú sobre que solo es para los locos, como vas a un odontólogo, un médico, un entrenador, también se debe ir al psicólogo es SALUD MENTAL, todos estos tipos de comportamientos pueden ser detectados a tiempo y tratados no necesariamente con medicamentos, antes de estos hay muchísimos caminos para aprender a manejarla, YO sufro de una depresión leve y ansiedad por diferentes capítulos que han pasado en mi vida y NO estoy medicada, no porque no quiera sino porque he realizado todos y cada uno de los ejercicios que la psicóloga o el profesional me envía, desde libros hasta meditación que al inicio es bastante compleja pero todos lo hacemos en algún momento del día, es cuestión de poner de tu parte y querer ayudar a tu cuerpo a segregar esas hormonas que te faltan o que estás generando en exceso (serotonina, dopamina, noradrenalina, endorfina, cortisol) haciendo ejercicio, haciendo alguna actividad que te guste, todo esto sirve, pero si definitivamente nada de esto sirve, sé consciente de la medicación, es un buen camino también, puede ser o no permanente, también depende qué tanto te ayudes externamente, no todos los medicados están locos y no todos los locos muestran quienes son.    

Tenemos episodios en nuestra vida en los que los sentimientos pueden estar más marcados que otros. Si no quieres que te vean la cara, necesitas ser escuchado o te sientes mal puedes llamar desde el teléfono a la línea amiga (celular 106, fijo 3339610 o 018000649999)    

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp

Etiquetas


¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Quien 31 de Marzo de 2019 a las 10:41:50

Buen artículo, pero sería bueno que la escritora usara uno que otro punto seguido. Nunca había visto párrafos tan largos sin descansos.

Deja tu comentario:

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR

"Las encuestas políticas manipulan al elector", Alejandro García

El candidato a la alcaldía de Pereira por el movimiento Al...

23 de Agosto de 2019 LEER MÁS

Alcalde Juan Pablo Gallo solicitó renuncia del gerente de Megabús

Luego de que el equipo de técnicos evaluara el Otrosí, se...

23 de Agosto de 2019 LEER MÁS

Alcalde Gallo denunció contrato que firmó el gerente de Megabús

El alcalde Juan Pablo Gallo ha pedido a la Procuraduría y ...

22 de Agosto de 2019 LEER MÁS