| ºC

Doctora, él siempre me ha pegado lo normal

Escrito por Fredy Tamayo Sánchez , 16 de Marzo de 2019. Guardado en Opinión

Como una segunda mirada al mes de la mujer, vale la pena centrar la atención en la situación de violencia intrafamiliar. Claramente es una violencia de puertas para adentro, donde el pudor y la vergüenza de ser agredida o que se le reconozca a él como agresor resulta igual o más vergonzoso. Frases como "mira lo que me hiciste hacer", es una frase común en este tipo de violencia, donde la sumisión de la mujer resulta por si sola una grave provocación del apego de Neandertal y este aún cree que su compañera o esposa es un trofeo más de sus conquistas de "mero macho". Se esperaría que a estas fechas, la ciudadana común tuviera claro que el abandono de hogar no existe, que la ley no obliga a nadie a vivir en pareja y que es digno decir que "no" cuando es "no" sin tener el temor a una represalia. En términos generales la violencia intrafamiliar comporta graves consecuencias penales de hasta 8 años de prisión, pero si la víctima es una mujer la pena se aumenta, sin embargo, la función preventiva y de advertencia de la sanción penal, no parece ser suficientemente disuasiva para los agresores cotidianos. Convivimos en una sociedad de una rara o extraña moralidad para decirlo de alguna manera,  señalamos a la mujer que anda en minifalda como provocadora y no repudiamos los ataques verbales de los piropos impúdicos e injuriosos. Más allá de la sanción penal, la sociedad debe derribar las murallas que ocultan la violencia doméstica y brindar a las víctimas las medidas atención, protección y reparación necesarias. Hay que desmontar mitos como "si se va… la dejo sin un centavo, le voy a quitar los niños, si se va la denuncio por abandono de hogar", nada más rancio que ese tipo de advertencias para mantener un matrimonio que claramente ya se acabó, por eso el divorcio es una sana solución. Es tan simple como que si no hay menores, ni bienes que repartir, un divorcio de mutuo acuerdo se hace de un día para otro por notaria y si hay menores 20 días más, de paso sea menester recordar que los hijos no son propiedad de los padres y que es en últimas el juez quién decide a quién le corresponde la custodia y no al que hable más duro; también recordar que la infidelidad, los celos excesivos, el grave e injustificado incumplimiento de deberes como cónyuge o padre, los ultrajes, el trato cruel y los maltratamientos de obra, la embriaguez, el uso de estupefacientes, toda conducta tendiente a corromper o pervertir al otro o a sus hijos y la separación de cuerpos por más de dos años, son las causales de divorcio que usted puede invocar para terminar con un matrimonio tormentoso. Si se encuentra en una situación que vulnere sus derechos en una vida de pareja busque ayuda terapéutica y de paso consulte a su abogado de confianza.  

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp

Etiquetas


¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario:

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR

Elefantes de Ukumarí tienen un nuevo atractivo en su hábitat

Kim, una de las elefantes hembra del Bioparque Ukumarí, fu...

18 de Abril de 2019 LEER MÁS

"Centro Democrático en Risaralda va rumbo a su autodestrucción"

Un partido con conflictos internos descarrilado en la conti...

17 de Abril de 2019 LEER MÁS

La comunicación sigue siendo inefectiva entre la Federación y los cafeteros

La Federación Nacional de Cafeteros dio a conocer un comun...

17 de Abril de 2019 LEER MÁS