| ºC

“Los mozalbetes inteligentones”/Referendo abortista/La Ciudad de la Furia

Escrito por Jhon Jairo Armesto Tren , 20 de Febrero de 2020. Guardado en Opinión

La mediocridad y la falta de principio de autoridad –y su consecuencia natural en la decadencia política, administrativa, cultural y social de los pueblos- es cada vez más evidente en Colombia y en la capital del país. En los muy pocos días de mandato Verde y Amarillo, la codicia del poder, el sectarismo y abuso en algunas localidades sumado al regreso del santismo más corrupto a la administración o al menos al Concejo de Bogotá es latente. Juventud no es sinónimo de decencia y profesionalismo, como es el caso de los gobiernos de Bogotá y de Colombia 


Por: Jhon Jairo Armesto Tren


LOS “MOZALBETES INTELIGENTONES” 

Sin duda alguna, Fernando Londoño Hoyos, ex ministro del Interior y de Justicia en su labor comunicativa ha sido precursor de un ejercicio de oposición combativo, eficiente y crítico, sintonizado con gran parte de las bases populares del país. Su programa de La Hora de la Verdad fue hasta hace unos pocos años, antes del surgimiento de medios de comunicación digitales de tendencia conservadora y uribistas –de las diferentes facciones internas regionales o ideológicas- desde 2012 fueran paulatinamente generando otras alternativas de información digital, generación a la que pertenecen LA LINTERNA AZUL, EL NODO COLOMBIA entre otros. 

No obstante, algunas particularidades del genio personal del ex ministro enmarcan una serie de conflictos y expresiones que han generado gigantescos errores con consecuencias negativas para la institucionalidad del país. Sólo por contabilizar las más graves son las siguientes: Promover una coalición que nunca se dio entre David Luna, Carlos Fernando Galán y Gina Parody –su ex alumna de la Universidad Javeriana a la que vendió como uribista radical y que el tiempo y la corrupción en su cargo refutarían- para derrotar a Petro –ganador de las elecciones de alcaldía de 2011- por su conflicto personal con el ex alcalde Enrique Peñalosa apoyado por el ex presidente Álvaro Uribe, fundador del Centro Democrático; haber cultivado a un conservador antiuribista Santiago Castro, ex profesor de la Universidad Sergio Arboleda –enemigo personal de Iván Duque, siendo su compañero de trabajo en la institución educativa y quien estuvo detrás de jugadas sucias políticas contra su campaña en el departamento del Tolima- y hasta hace poco Rector de la Universidad La Gran Colombia y quien había usurpardo la representación legal de la misma a la muerte del presidente de la Universidad José Galat, y contra quien existen muchísimas quejas de maltrato verbal y abuso de confianza contra docentes y empleados administrativos de la institución, además de maltratar a muchos militantes valiosos del Partido Conservador Colombiano…La sociedad derechista colombiana e institucional por algo ha decidido crear o informarse de fuentes independientes para comprender las necesidades de la sociedad tecnológica actual. 

Sin entrar en detalles de los ataques de finales del años pasado entre el ex ministro y el Presidente de la República por la posición opositora visceral casi igual a la del Gobierno Santos –con la diferencia que se ha complacido al régimen duquista con la expulsión del barquero William Calderón y colocando aves de presa temporales que han desmejorado la calidad informativa del pasado-. Preocupa aún al “Grupo de los 13” –quienes realmente gobiernan Colombia- y al Partido de Gobierno que un programa en A.M. que fue fundamental para que exista el uribismo como realidad política, tenga efecto en despertar a los incautos –aunque la gente no es boba y sabe que el duquismo es la farsa de marca mayor-. Pero Fernando Londoño fue culpable en avalar la mentira por intereses electorales pidiendo votar por el “mozalbete inteligentón” que actualmente para nuestra desgracia usurpa la institucionalidad colombiana, de igual forma como cuando apoyó siempre a Francisco Santos desde su candidatura fallida de 2014 –siendo sus aspiciadores sus mayores enemigos y los de la casa Pastrana, es decir el EPL, el MOIR y el M 19 auspiciados por el circuito liberal de José Obdulio Gaviria-. Es que hay gente que se toma demasiado en serio los Evangelios, sobre todo eso de “poner la otra mejilla”

… ¿Será que la estafa social que ha resultado el uribismo y el Centro Democrático tendrá efectos negativos en la derecha en 2022 como los tuvo en las elecciones regionales –excepto en la región Caribe que ganó el Partido Conservador? ¿Tendremos que cargar un INRI los nacionalistas, libertarios, uribistas independientes, partidos cristianos protestantes y católicos por culpa del pésimo gobierno de Duque, las peleas, corrupción e incoherencia de Uribe –quien va cuesta abajo- y su partido? 

REFERENDO ABORTISTA 

Aunque LA LINTERNA AZUL apoyó el referéndum revocatorio/derogatorio de la JEP –decisión que NUNCA apoyé dado mi apoyo a la Asamblea Nacional Constituyente, la de Alejandro Ordoñez por supuesto-, dicho proceso político fue un estorbo calculado por el mismo Uribe para que en la distracción primero de las elecciones regionales del segundo semestre, nadie recogería firmas y dos, el intento de Golpe de Estado de los promotores del 21N y el 21E. De los mismo autores también fue la recogida de firmas contra los Acuerdos de La Habana de 2016 –nadie sabe que pasó con las firmas-, excepto que Duque siendo congresista radica un oficio como cualquier cristiano –porque ahora se autoproclama “ProVida”, debe ser porque el Estado es la vaca de la que saca el presupuesto Larga Vida- ante la Corte Penal Internacional de La Haya, Países Bajos (Holanda). Uribe no se sabe ni de qué religión es –Ni Santos ni Duque tampoco-. Son liberales, simpatizantes con el sector más radical de Rionegro –ateo, anticristiano, abortista, humanista en exceso y pro laico-. Si usan la religión es para instrumentalizar a los cristianos evangelicos empoderados por la Constitución –ahora cualquiera funda una secta-, los católicos y personas no creyentes pero con valores éticos y civiles. Su religión son sus egos, el poder, el dinero y una supuesta Causa Causorum a la que “entregan sus vidas”. 

Ahora usan un tema en el que la Corte Constitucional en jurisprudencia debe responder ante una legalización total del aborto. Uribe va a quemar antes de 2021 su último cartucho dada su decadencia moral, personal y política. Solamente una conmoción interior o una Ley impopular que toque las fibras conservadoras de la Nación serían suficientes para una trampa creible. Y en 2022 –con lo mal gobernados que estamos, ya estamos pensando elecciones- tal vez, no se salve la República, sino que tengamos a los gamonales corruptos o a un incompetente más en la Presidencia, alargando la agonía de la implementación del comunismo chavista en el país. Mi mensaje, los Pro-Vida no deben caer en la trampa de Uribe ni los liberales rionegristas. 

LA CIUDAD DE LA FURIA Sobre los hechos acontecidos en la selección de alcaldes locales en Bogotá prefiero no hablar en este espacio, ya que al ser parte de una reclamación no es ético legalmente pronunciarme al respecto. Solamente pido a Dios que salve a Chapinero del tal vez peor arreglo corrupto de una elección local en su historia al menos en el siglo XXI. 

Twitter: @armesto1989 

Instagram: @armesto2018

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp

Etiquetas


¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario:

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR

MUJERES VALIENTES Y RESILIENTES (3)

El día de la segunda entrevista, me reuní con mi compañ...

05 de Abril de 2020 LEER MÁS

Un elefante blanco en el San Jorge con la ceguera del sindicato y la sobrina del exgobernador

Una obra de $8.224 millones de pesos que nunca se cumplió ...

05 de Abril de 2020 LEER MÁS

En vivo, mapa del coronavirus en Risaralda

El Expreso, con motivo de mantener informada a la comunidad...

05 de Abril de 2020 LEER MÁS