| ºC

La protesta social y el 2020 en perspectiva política

Escrito por Andrés Carrero , 22 de Enero de 2020. Guardado en Opinión

Si de algo nos sirven los libros de historia, especialmente los escritos por historiadores sociales, marxistas o estructuralistas, es para darnos cuenta de que las rupturas más importantes del orden no fueron hechas por las mayorías; por el contrario, fueron grupos políticos minoritarios que tuvieron la suficiente habilidad para moverse entre arenas movedizas y aprovechar las coyunturas que les catapultara al poder. Sin embargo, y como paradoja, las minorías requieren de las mayorías para defender sus ideales; entonces ¿Cómo una minoría se toma el poder, incluso sin el respaldo de las mayorías, y termina ganándose la legitimidad de grandes colectivos sociales? 

Reflexionar sobre esto, considero, tiene relevancia, en tanto hoy vivimos en todo el continente, el declive del orden social conocido -sea por causas ambientales o económicas-y la posibilidad de construir un nuevo sistema. Sin embargo, podríamos desestimar la protesta social porque en número, es una minoría movilizándose y en muchas ocasiones no coincidimos con sus estrategias de lucha y reclamaciones, o peor aún, no coincidimos con las propuestas que lideran. Pero más allá de si estamos o no de acuerdo con las movilizaciones actuales, no es un secreto que el sistema político y social conocido está en declive y comienza a desmoronarse abriendo paso a nuevas formas de relacionamiento social y geopolítico. 

Uno de los peligros de estas transiciones es que, en términos generales, muchos grupos están compitiendo por el poder y la legitimidad social pero, aunque inicialmente no cuentan con ella, en el camino comienzan a fortalecerse a partir de discursos que sensibilizan y estimulan la solidaridad, construyen identidad de grupo, e incluso, inducen la suspensión momentánea de los principios políticos afines al individuo o colectivo, con el fin último de construir una nueva sociedad contraria a la tradicional que se convirtió en la enemiga natural. Y justamente es allí donde amerita la reflexión, por lo que podríamos preguntarnos ¿Qué estamos dispuestos-as a sacrificar de nuestros principios políticos, con el objeto de ver caer el sistema tal como lo hemos conocido? 

Lo primero que debemos tener presente es que si bien, la cara más visible de la contienda actual, nos la han querido vender como izquierda colombiana o latinoamericana, esto no quiere decir que sean justamente ellas las minorías a las que me refiero; pues la protesta actual está liderada por diversos grupos sociales. La invitación de esta columna sería más bien a identificar los grupos que entran solapados en la discusión política actual tales como las comunidades cristianas protestantes, los casi extintos conservadores, el narcotráfico, la izquierda radical, e incluso, el terrorismo internacional y algunas potencias como Rusia y China, los cuales, poco a poco ganan adeptos dispuestos a sacrificarse por ideales antiliberales y antidemocráticos. 

No es un secreto que por cada triunfo liberal que se consigna en la legislación a partir del triunfo de los movimientos sociales, las buenas labores del legislativo, o una sentencia de Corte Constitucional, nuevos ciudadanos van acumulando molestias y desasosiego al sentir que sus principios y valores tradicionales se desquebrajan y los expone a la vergüenza pública por pensar distinto. El aborto, el matrimonio entre parejas del mismo sexo, la eutanasia, el respeto por la vida, etc., son ejemplos tangibles de cómo, a pesar de ser grandes avances para nuestra sociedad moderna, pareciera que cada día alguien se suma al grupo de los recién excluidos, y durante la exacerbación del sentimiento, encuentra el apoyo e identidad en un colectivo minoritario que defiende con ahínco sus mismas posiciones. El mejor ejemplo es el éxito paulatino que han tenido los protestantes en la política nacional, agrupando consigo personas que si bien, no son protestantes, sí se identifican con posiciones ultraconservadoras. 

Aplica también este análisis para entender el por qué la sensación de satisfacción cuando Irán declara objetivo militar las bases norteamericanas en Irak. Y claro, para un antiimperialista, ver el soplo de Alá que cae sobre fortalezas norteamericanas genera un parte de justicia, pero ¿Sabe qué implica el apoyo del régimen iraní y sus células terroristas como Hezbolá? Quizá no estamos midiendo el costo de nuestra satisfacción. Y ni hablar de los chinos o los rusos en Venezuela, lo que también genera un sentimiento de comodidad al ver que los Estados Unidos no pueden tumbar el régimen de Maduro y mucho menos se atreven a una intervención militar, pero ¿Ha reflexionado acerca de las implicaciones que tiene la “autonomía de los pueblos”? 

Evidentemente, Colombia y América latina están cambiando, pero deberíamos preocuparnos más por el liderazgo solapado durante el cambio, porque es fácil traicionar nuestros principios políticos con el fin de ganar un poco más; aunque en dicha búsqueda de justicia y satisfacción nos estemos arrojando a la boca de un lobo. Por ello, y con el ánimo de construir identidad de grupo, nos es menester seguir impulsando la educación y la ciencia como estrategia de contención para los fascismos solapados, esto con el fin de ganar adeptos a la causa liberal, liberadora y libertaria que nos permita legitimarnos como modelo integrador y democrático, y garantizar que los triunfos sociales se mantengan perennes.

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp

Etiquetas


¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario:

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR

Universidad para elegir contralor ofertó el 14 de enero aunque la convocatoria fue pública en febrero

Son muchas las inquietudes y ausencias de técnica jurídic...

28 de Febrero de 2020 LEER MÁS

Contralor de Pereira, Concejal Mauricio Salazar y Veedurías piden terminar el contrato con Universidad cuestionada

Esta elección va por el mismo camino de las de Sincelejo y...

27 de Febrero de 2020 LEER MÁS

León Júpiter listo para viajar a Cali en busca de salvarle la vida

El león Júpiter se encuentra preparado para viajar en un ...

27 de Febrero de 2020 LEER MÁS