| ºC

Las cartas que al niño Jesús le gusta leer

Escrito por Gloria Elena Ramírez Toro , 20 de Diciembre de 2019. Guardado en Opinión

Tenía seis años cuando escribí la segunda carta al niño Jesús. Esta vez le pedí un triciclo, una muñeca que hablara, que me dijera mamá cómprame un helado, que abriera y cerrara los ojos, una muñeca que nadie más tuviera, solo yo. Muy juiciosa puse mi carta en el árbol de navidad el primero de diciembre, para que el niño Jesús tuviera tiempo de sobra para comprar mi regalo. 

Tuve mucha suerte, el niño recogió mi carta al segundo día de haberla dejado en el árbol de navidad. Una alegría infinita me embargaba, no podía creer que alguien tan pequeño entrara por el techo o la ventana de mi casa sin que nadie lo viera, buscara mi carta y se fuera de compras solo. 

Recuerdo que recé mucho, como mis papás me lo habían indicado, seguí sus consejos al pie de la letra, me porté como nunca lo había hecho, fui la niña más obediente, respetuosa y adorable que existía en el mundo, me sobraron cualidades hasta para compartir, mientras llegó ese día tan esperado, (la navidad). 

Ese día mamá preparó una comida sencilla como cada año, sin pavo, sin cordero, sin manjares sofisticados, como es costumbre en las cenas navideñas de la gente adinerada, nos sentamos a la mesa mis dos hermanos menores, mis papás y yo, disfrutamos todo lo que mamá nos sirvió, aunque hablamos poco; fue algo curioso, normalmente había mucha algarabía a la hora de comer, quizás era el presentimiento de que nuevamente nos desilusionaríamos por no recibir ningún regalo en la noche buena. 

Cuando ya eran las 12:00 de la noche, nos dirigimos al árbol de navidad, me llevé una gran sorpresa, no había regalos para nadie, ni siquiera para mí que había hecho la carta con tanto esmero. Desde ese día entendí, que las cosas materiales no son tan importantes, tampoco para el niño Jesús, y que nuestra felicidad no debe depender de ellas, entendí que lo que debía pedirle era algo que fuera útil para todos, hasta entonces siempre lo hago, le pido buena salud para toda mi familia, que nos ayude a ser cada día mejor, que nos mantenga unidos y felices por mucho tiempo.

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp

Etiquetas


¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario:

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR

Representante Vallejo informar no es calumniar y los documentos de la fundación no cuadran

Al representante Vallejo se le han tornado recurrentes las ...

19 de Enero de 2020 LEER MÁS

José Villada alcalde de la Virginia comprometido con la educación

El nuevo alcalde de los virginiados José Villada Marín se...

19 de Enero de 2020 LEER MÁS

¿Y si les quedara poco tiempo?

Tengo una vida normal, nada extraordinaria, salvo, que vivo...

18 de Enero de 2020 LEER MÁS