| ºC

Candidatos, candidaturas y ciudad

Escrito por Andrés Carrero , 14 de Agosto de 2019. Guardado en Opinión

Al tiempo que nuestras ciudades van creciendo y su población exige otras formas de organización y administración del espacio público, es menester que la política se transforme y sea coherente con las demandas sociales, como también, que los políticos comprendan su función social y su deber en la proyección del futuro territorial. 

Sin embargo, salir a la calle y encontrarse con el cabildeo preelectoral, ver las vallas publicitarias y atreverse a buscar los programas políticos de los candidatos, es vaticinar un futuro poco halagador para la ciudad; especialmente cuando se prevé un alto abstencionismo derivado del cansancio de una importante masa que votaba, o peor aún, el desencanto de una gran mayoría de personas que no entiende o no cree en los candidatos. 

Las ciudades de hoy tienen, entre otras, tres tendencias interesantes: 1) un importante número de habitantes no crecieron en ellas y más bien llegan como parte de las olas migratorias que buscan suerte en un mercado laboral que exige profesionales. Pereira, por ejemplo, ha tenido un significativo arribo de profesionales que no son naturales de la ciudad, pero terminaron viviendo e incluso, invirtiendo en ella. 2) el crecimiento veloz derivado de la migración e interés de inversionistas en campos como el de los inmuebles que genera un doble resultado: por un lado, un crecimiento rápido de viviendas y complejos barriales y por otra parte, una mayor preocupación de los habitantes por garantizar que su vida transcurra con tranquilidad, quizá esa que perdieron en las grandes ciudades de las que provienen; y 3) Infraestructura, seguridad jurídica, espacios incluyentes y oportunidades. 

En el caso de Bogotá, por ejemplo, es perceptible las preocupaciones ciudadanas entre las que se resaltan la seguridad, la movilidad, el metro y la protección del medio ambiente. Por el contrario, en nuestras ciudades pareciera que las discusiones estructurales no se quisieran dar y más bien se repitiera el modelo tradicional de la política pueblerina sin mayor interés por tocar con juicio aquellas variables que realmente interesarían a la gran masa de pobladores que dinamizan la vida productiva. 

En términos generales, nuestras campañas se caracterizan por una pobreza imaginativa, de allí que el alcalde de Pereira sea el referente para montar campañas, más no para dejar claro a los electores, qué ciudad veremos en los próximos cuatro años. Entonces, si votas por X, es la continuación de Gallo, por lo que valdría preguntarnos, ¿Qué hará la diferencia? Otros más imaginativos les alcanza para decir que cantará otro gallo; y el logro más grande de la publicidad es la que propone ser distinto a Gallo. ¿Y la ciudad?, ¿Cómo manejamos el crecimiento?, ¿Cuál es la seguridad jurídica para los inversionistas?, ¿Cómo manejaremos la fragilidad del medio ambiente?, ¿Acaso seguiremos creciendo de manera horizontal cuando la tendencia moderna es la verticalidad? 

Me inquieta el espacio público, la saturación de vehículos y el incremento zonificado de la contaminación y el calor. ¿Tendremos algo más allá del Megabus?, ¿Se ha contemplado el uso de los vehículos eléctricos en el sistema?, ¿Cuándo tendremos un sistema de transporte público articulado en toda la ciudad que permita movernos hacia los 4 puntos cardinales haciendo uso de un solo pasaje? Es inaudito que no haya conexión entre la Circunvalar y el Megabus. ¿Cuándo circulará una flota nueva de vehículos públicos, contrario a la contaminante flota de Megabus y de otras empresas privadas? 

Ahora más que nunca, es menester que la política local esté orientada hacia la modernización administrativa, lo que implica que hablen más técnicos y menos politiqueros. Por otra parte, es fundamental que los políticos comprendan que la ciudad cambia, que hoy está conformada por nuevos grupos poblacionales que han vivido una ciudad compleja, abierta y moderna. Esos grupos reclaman espacio público, diversidad cultural, seguridad para sus inversiones, espacios verdes y amigables con el medio ambiente. 

La ciudad cambia, señoras y señores, por lo que estamos a tiempo de ver unas candidaturas serias y propositivas, con capacidad de presentar un modelo de ciudad integral, incluyente, abierta y moderna.

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp

Etiquetas


¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario:

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR

Alcalde Gallo denunció contrato que firmó el gerente de Megabús

El alcalde Juan Pablo Gallo ha pedido a la Procuraduría y ...

22 de Agosto de 2019 LEER MÁS

Ovacionado relato de la historia de Pereira en danza contemporánea

150 bailarines en escena, del área de artes vivas de la Es...

22 de Agosto de 2019 LEER MÁS

Pereira celebrará los derechos humanos con cine

...

21 de Agosto de 2019 LEER MÁS