| ºC

Eutanasia, derecho a morir dignamente

Escrito por Eliana Maria Orozco Posada , 31 de Julio de 2019. Guardado en Opinión

La eutanasia es un procedimiento voluntario, intencionado, estudiado y consciente, que consiste en acelerar la muerte de un paciente terminal con la intención de evitar sufrimiento y dolor. Se clasifica así, eutanasia pasiva: cuando se renuncia a cualquier tratamiento médico y se opta por cuidados paliativos; y eutanasia activa: cuando el personal de salud mediante medicamentos provoca un cese total de las funciones vitales. Es el primer paso para una muerte digna. 

El derecho a morir dignamente es una extensión natural del derecho fundamental a vivir dignamente y hace referencia a la garantía que tiene el individuo a ejercer su autonomía en el proceso de su enfermedad y muerte. 

El 20 de abril del 2015 mediante la resolución 1216, se reglamentó la eutanasia en Colombia y se denomina homicidio por piedad. 

Nos preparamos para la llegada de una nueva vida; pero también deberíamos hacerlo, para acompañar a nuestros seres queridos al final de su ciclo vital. 

Requisitos: 

condición médica, evaluación del sufrimiento, inexistencia de tratamiento, persistencia en la solicitud explícita, evaluación de la capacidad para decidir, segunda valoración e integridad de la evaluación. 

Entre otras de las decisiones que se pueden tomar cuando se elige tener una muerte digna se encuentran: la posibilidad si se desea o no conocer el estado de la enfermedad, acceder o no a una segunda opinión, el sitio donde se quiere morir (casa u hospital), de quienes se desea estar acompañado, si se desea o no apoyo religioso, espiritual o moral, que persona desea que lo represente legalmente y quienes pueden acceder a su historia clínica. 

Para poder garantizar el derecho a una muerte digna, incluso cuando la persona se encuentra en un estado en el cual no cuenta con las facultades para expresar sus deseos, es necesario que pueda dejar por escrito de forma previa su voluntad, firmando un documento que se denomina voluntad anticipada. 

La mayoría de las personas no estamos preparados, tenemos miedo y sentimos desolación al hablar de la muerte, cuando ésta es un ciclo natural de la vida. 

¿Qué tanto amor sentimos por los que amamos para dejarlos partir y evitarles tanto dolor y sufrimiento?. En realidad somos egoístas, es más importante condenar a un ser querido a prolongar por un tiempo escaso su existencia cuando no lo desea y padece de profundas aflicciones, por el temor a la ausencia. La mayor muestra de cariño es permitirles partir. Hay ocasiones en las que simplemente hay que dejar de luchar y demostrar con acciones el amor, como decirle a quien se ama que es hora de partir, que su ciclo de vida ha terminado, que abra sus alas y encuentre la paz, el sosiego, la tranquilidad y el descanso a tanto sufrimiento. Preservando así su dignidad y darles la posibilidad de recordarlos con bellas sonrisas, como personas fuertes y útiles, dejando en quienes los conocieron la mejor versión de ellos.

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp

Etiquetas


¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario:

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR

Alcalde Gallo denunció contrato que firmó el gerente de Megabús

El alcalde Juan Pablo Gallo ha pedido a la Procuraduría y ...

22 de Agosto de 2019 LEER MÁS

Ovacionado relato de la historia de Pereira en danza contemporánea

150 bailarines en escena, del área de artes vivas de la Es...

22 de Agosto de 2019 LEER MÁS

Pereira celebrará los derechos humanos con cine

...

21 de Agosto de 2019 LEER MÁS