| ºC

Obesidad kilo a kilo

Escrito por Eliana Maria Orozco Posada , 24 de Julio de 2019. Guardado en Opinión

La obesidad es una enfermedad crónica que se origina por varios factores como: genética, estilo de vida familiar, inactividad, dieta poco saludable, problemas médicos, medicamentos, problemas sociales, económicos, edad, embarazo, fumar y falta de sueño. Es prevenible y se caracteriza por acumulación excesiva de grasa almacenada; se incrementa hasta un punto en que pone en riesgo la salud o la vida por la aparición de diversas enfermedades graves. 

Se considera obesidad cuando el índice de masa corporal (IMC) es de 30 o más y se calcula dividiendo el peso en kilogramos (kg) por la estatura en metros (m) al cuadrado. 

A pesar de que hay influencias genéticas, de comportamiento y hormonales para el peso corporal, la obesidad se produce cuando se ingieren más calorías de las que se queman a través del ejercicio y de las actividades cotidianas normales. El cuerpo almacena ese exceso de calorías en forma de grasa. 

La obesidad puede desencadenar complicaciones de salud graves, tales como: triglicéridos, colesterol alto, diabetes, hipertensión, enfermedad cardiaca, síndrome metabólico, accidente cerebrovascular, cáncer, trastornos respiratorios, colesistitis, infertilidad, períodos menstruales irregulares, disfunción eréctil, artrosis y esteatosis hepática, entre otras. En cuanto a calidad de vida se puede presentar depresión, discapacidad, vergüenza, culpa, rechazo, aislamiento social y disminución de la capacidad laboral. 

La buena noticia es que incluso un nivel mínimo de adelgazamiento puede mejorar o prevenir los problemas de salud. Los cambios en la dieta, mayor actividad física y los cambios de conducta pueden ayudar a bajar de peso. Los medicamentos recetados y la cirugía para adelgazar son opciones adicionales para tratar la obesidad. 

Hablemos de prevención… 

Ejercicio diario:  hacer actividad física como caminar o nadar entre 30 a 45 minutos. 

Seguir un plan de alimentación saludable:  Concéntrese en los alimentos ricos en nutrientes y de bajas calorías, tales como frutas, vegetales y cereales integrales. Evite las grasas saturadas y reduzca el consumo de dulces y alcohol. Coma tres comidas normales por día y pocos refrigerios. Incluso puede disfrutar de pequeñas cantidades de alimentos con alto contenido calórico y graso para darse un gusto de vez en cuando, solo asegúrese de elegir alimentos que promuevan un peso saludable y la buena salud la mayor parte del tiempo. 

El compromiso a largo plazo de controlar lo que comes y bebes:  es decir, respetar el plan de alimentación saludable tanto como sea posible durante la semana, fines de semana, feriados y vacaciones. Bajar de peso es importante, pero es aún más importante mantenerse. 

No siempre barriga llena significa corazón contento; tener un estilo de vida saludable nos garantiza un óptimo funcionamiento y disfrute en todos los aspectos de la vida. Quererse, cuidarse, aceptarse, respetarse, valorarse y utilizar nuestro cuerpo de la forma correcta, nos genera felicidad y seguridad. Porque en lo que se come está la clave para tener un cuerpo sano y una mente sana.

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp

Etiquetas


¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario:

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR

Alcalde Gallo denunció contrato que firmó el gerente de Megabús

El alcalde Juan Pablo Gallo ha pedido a la Procuraduría y ...

22 de Agosto de 2019 LEER MÁS

Ovacionado relato de la historia de Pereira en danza contemporánea

150 bailarines en escena, del área de artes vivas de la Es...

22 de Agosto de 2019 LEER MÁS

Pereira celebrará los derechos humanos con cine

...

21 de Agosto de 2019 LEER MÁS